La primera vez que oís hablar de los sapos como pieza de joyería os sentís desconcertados y todos os preguntáis

¿Cómo algo tan bello puede llevar el nombre de un animal verrugoso?

Pues hoy os voy a explicar las diferentes teorías sobre su nomenclatura y el significado de esta joya tan relevante en nuestra cultura.

¿Qué es un sapo?

Los “Sapos” son colgantes o broches, muy populares y de gran importancia en el siglo XVIII y XIX. Su forma es de triángulo invertido, su parte superior es más grande y ancha que la parte inferior. compuestos por dos o tres partes unidas que le otorgan movimiento, fluidez, vida.

colgante sapo de tres cuerpos. este modelo se desmonta para dar lugar a otro pequeño sapo y un colgante. plata y azabache asturiano trabajado a mano por la orfebre Carla Alfaia.

Pero vamos a los datos documentados por investigadores de nuestra cultura y a las diferentes teorías:

El uso de amuletos y talismanes de origen animal era muy popular en el siglo XVI y XVII en Galicia. Así, los sapos (animal) , el azabache y el coral se consideraban amuletos de gran valor profiláctico, se les otorgaban propiedades protectoras contra enfermedades.

Como remedio para tratar diferentes males  se colgaba al cuello una bolsa negra con un sapo seco dentro. El ritual recogido en el ayuntamiento pontevedrés de Vilaboa consistía en coger un sapo vivo y encerrarlo en un tarro para dejarlo morir de hambre y una vez seco se introducía en la bolsa negra, se cosía a una cinta y se colgaba al cuello hasta que pasase el mal para el que era utilizado.  También eran populares unas figuras de sapos que se ataban a la muñeca, dotados también de propiedades profilácticas.

(“Cornos, cairos, pezuños e outros amuletos de orixe animal” Rafael Quitiá Pereira, Grupo de Estudos Etnográficos Serpe Bichoca. Revista Digital Galicia encantada).

Los sapos (animal) , el azabache y el coral se consideraban amuletos de gran valor profiláctico.

Fernándo Martínez Vilanova en su libro “A Ourivería tradicional en Galicia” nos explica que su denominación en castellano es galápago, denominación sugerida por su similitud con las formas acorazadas de las tortugas. El sapo, estirado, también presenta esta identificación zoomorfa y es un animal más próximo a nuestra cultura. Martínez Vilanova también hace mención a que en su iconografía más primitiva, lo identificaba con el órgano sexual femenino y con todo el proceso reproductivo.

Hay otras teorías que relacionan la morfología de su parte superior, con forma habitualmente de semicírculo,  con la iconografía del sol naciente. Símbolo claro de fuerza, de luz y de vida.

Mujer luciendo un sapo o colgante de tres piezas realizado en plata y azabache. Vestuario de estilo informal, vaqueros, camiseta de tiras y cazadora de cuero.

“En su iconografía más primitiva, se identificaba con el órgano sexual femenino y con todo el proceso reproductivo."

Partiendo de todas estas referencias , para mí, los “Sapos” son joyas muy especiales,son amuletos protectores, talismanes profilácticos que protegen a la persona que los porta. Son la representación de la vida y de fuerza y, por supuesto, símbolo de mujer y reflejo del alma que lo porta.

“Los sapos son representación de la vida”

Por eso, estos colgantes tan especiales que diseño y que crean mis manos se elaboran despacito, con mimo y prestando atención al más mínimo detalle. Estos aderezos gallegos son joyas únicas, piezas de autor originales. Uno por cada mujer: irrepetible, inimitable, exclusivo.

Un aderezo por cada mujer: irrepetible, único, exclusivo.

Trato de crear joyas atemporales, pero que reflejen a la mujer actual, sin ataduras, libre y decidida. Que nos representen a nosotras y a nuestras herederas. Piezas para pasar de generación en generación y convertirse en joyas familiares, que algún día, nuestras hijas lucirán con orgullo y nostalgía.

“Alhajas para pasar de generación en genaración que se convertirán el joyas de familia.”

Por este motivo la creación de estas joyas tan importantes en Galicia me obsesiona, me atrapa y me encandila, disfrutando de todos y cada uno de sus procesos de creación. Cuando mi cabeza y mis manos comienzan el proceso de diseño todo es caos, es todo es actividad, las ideas, formas, simetrías inundan mi mente para diseñar una pieza de joyería equilibrada en todas sus formas.

Sin embargo, al comenzar el proceso de creación. Al empezar a trabajar el metal, estirar la plata, torcer los hilos, crear las bolitas, las batas, las semi esferas… mi mente se relaja, entra en calma, disfruta detenidamente de cada paso y cada elemento. Las horas vuelan pero para mí el reloj se detiene.

"Un sapo, una mujer" Joya ganadora del premio Antón Fraguas 2018 en la categoría de tradicional.

sapo contemporáneo realizado con técnicas tradicionales. Joya ganadora del certamen de artesanía Antón Fraguas 2018 en la categoría de artesanía tradicional.

“El proceso de diseño es un caos, miles de ideas revoloteando por mi mente, sin embargo, el proceso de creación es calma, es tranquilidad, es disfrutar de cada detalle. "

El reloj se detiene para crear joyas eternas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información sobre protección de datos
Responsable: Carla Canedo Martínez, 53301898L | Fin del tratamiento: Relaciones comerciales | Legitimación: Tu consentimiento | Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. | Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido, retirada de consentimiento, reclamación ante autoridad de control. | Contacto: joyas@carlaalfaia.coms | Información adicional: Más información en mi POLÍTICA DE PRIVACIDAD